27. Silicon Valley, 1999 (Por Ing. Mauricio Monge, Dr. Roberto Sasso, Ing. Ignacio Trejos, M.Sc. Enero 2000)

Enero 2000 - Informes

Debe ser Afiliado e ingresar a su cuenta para descargar el informe.

empresas de Silicon Valley hicieron oferta pública de acciones; entre todas ellas, al finalizar 1998 tenían un valor de mercado de $27,000 millones. En promedio, cada trabajador de este valle creó $54,000 de riqueza.

A fines de octubre de 1999, 31 ejecutivos de Tecnología de Información realizaron un viaje de estudio en Silicon Valley, organizado por el Club de Investigación Tecnológica. En este viaje visitamos algunas de las empresas de tecnología más importantes del planeta. Escuchamos, vimos y discutimos las estrategias tecnológicas y visiones del futuro de: Cisco, Intel, Oracle, Hewlett-Packard, Sun/Netscape, Microsoft, e IBM. Además, tuvimos la oportunidad de disfrutar de una magnífica conferencia que nos dictó el Dr. Thomas Hellmann en la Universidad de Stanford.

El objetivo de este viaje de estudio fue aprender, no comprar o vender. Solicitamos anticipadamente a las empresas visitadas que nos hablaran del futuro, que compartieran con nosotros su visión y entendimiento de los cambios que estamos viviendo y la dirección que cada uno considera tomarán, en el futuro cercano, la tecnología y los negocios, y cómo éstos influirán sobre nuestras vidas.

Todas las empresas visitadas entienden muy claramente que América Latina es el mercado de tecnología de mayor crecimiento en el mundo y, quizás más importante, que en el futuro cercano es el cliente quien dicta el ritmo del desarrollo. Cada vez más, los clientes compran lo que quieren comprar, no lo que los vendedores les quieren vender. El mercado de la tecnología es solo el primero de muchos que están cambiando.

Lo aprendido durante este corto viaje fue mucho y profundo. Todas las empresas se centraron en la Internet, el comercio electrónico, la nueva economía y la velocidad con que se están dando estos cambios. Todos coincidieron en la urgencia de las empresas por entrar en el mundo de los negocios electrónicos. Como lo anticipó el Club en 1996 en su informe de investigación titulado “Comercio Electrónico”, la estrategia de hacer negocios de manera electrónica ha dejado de ser una estrategia ofensiva y se ha convertido en una estrategia defensiva. Para muchas empresas bien establecidas, el motivo para hacer comercio electrónico es la supervivencia.

El comercio y los negocios electrónicos no sufren de geografía. Esto es, obviamente, una gran oportunidad para pensar en grande. Pero también es una amenaza. La tónica del comercio electrónico es que nunca se sabe por dónde vendrá la competencia. Cualquiera puede meterse en el negocio de otro (las barreras de entrada a los mercados tradicionales desaparecen). Todos tratan de obviar a los intermediarios. Aparecen nuevos negocios, nuevos productos, nuevos mercados y … nuevos intermediarios.

Entre otros asuntos importantes están: la inevitabilidad de la telefonía sobre IP (dejando obsoleta toda la infraestructura telefónica tradicional), el alto retorno de la inversión tecnológica basado en una estrategia creativa para la utilización de la tecnología (e-strategy), y la importancia de concentrarse en el negocio contratando externamente todo lo posible que no sea esencial (outsourcing).

Quedó claro que el modelo de cómputo predominante estará basado en las tecnologías del Web, con lo que la arquitectura cliente-servidor tradicional ha quedado obsoleta. Se nos mostró, más de una vez, cómo las empresas funcionan internamente con sistemas Web donde, por ejemplo, los servicios de soporte al personal son auto-servicio: la liquidación de gastos, solicitud de vacaciones, reporte de tiempos, etc.. Todo lo hacen los empleados directamente en el Web interno (intranet). En una compañía de 30,000 empleados, los trámites de liquidación de gastos se hacen con dos empleados. Todos los trámites de compras se hacen con sistemas de licitaciones electrónicas.

No todo lo aprendido fue intuitivo. Algunos, por ejemplo, se sorprendieron al escuchar que en nuestro campo la experiencia puede contar en contra. Los que están contratando personal no están tan interesados en saber cuántos años de experiencia tiene el candidato sino hace cuánto salió de la universidad. No es de extrañar que en Silicon Valley se hayan creado algunas de las principales innovaciones en materia de educación continua y actualización profesional, a partir del trabajo pionero de la Universidad de Stanford en la década de 1950. Para ser competitivo e innovador, el trabajador de Silicon Valley debe mantener actualizados y vigentes sus conocimientos.

Una de las principales lecciones aprendidas es que, además de la innovación, la transparencia, la competencia y la eficiencia son centrales a la cultura de Silicon Valley. El viaje de estudio nos da la certeza de que de todas la alternativas disponibles para los empresarios en el mundo de los negocios electrónicos (e-business), la peor alternativa, por mucho, es no hacer nada.

De los autores

Mauricio Monge, Licenciado en Administración de Empresas del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), cuenta con una especialidad de posgrado en Sistemas de Información de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y está finalizando sus estudios de maestría en Computación (énfasis en Sistemas de Información) en el ITCR. Es funcionario del Centro de Información Tecnológica del ITCR y consultor en Sistemas de Información.

Roberto Sasso, consultor gerencial en Tecnología de Información, es Doctor en Ingeniería de Software de la Universidad de Oxford, Inglaterra, presidente del Club de Investigación Tecnológica, Director de Computer World América Central y Vice Presidente de la compañía de consultoría Rho-Sigma S.A. Actualmente se encuentra realizando un proyecto de consultoría en Australia.

Ignacio Trejos, Ingeniero en Computación del Instituto Tecnológico de Costa Rica, M.Sc. y candidato doctoral de la Universidad de Oxford, Inglaterra, es director académico de Infotec, profesor del Instituto Tecnológico de Costa Rica, Director de Investigación del Club de Investigación Tecnológica y miembro del Consejo Editorial de Computer World América Central. Es miembro de la Red Iberoamericana de Tecnología de Software del CYTED y representante del ITCR ante el Centro Latinoamericano de Estudios en Informática.

Nota editorial

La producción de este informe enfrentó variados contratiempos que impidieron la conformación de un consejo editorial como se acostumbra para los informes del Club. El Lic. Mauricio Monge es el autor principal. El Dr. Roberto Sasso colaboró con los textos base para el

Resumen ejecutivo

. El Ing. Ignacio Trejos colaboró con la sección sobre la Universidad de Stanford, revisó las conclusiones, hizo una revisión general de la redacción y aportó algunos textos adicionales a lo largo del informe.

Agradecimientos

Se agradecen los comentarios y observaciones aportados por los participantes del viaje de estudio a Silicon Valley.