34. Inteligencia de Negocios (Por Lic. José Mayorga. Setiembre 2004)

Septiembre 2004 - Informes

Debe ser Afiliado e ingresar a su cuenta para descargar el informe.

Resumen ejecutivo

La Inteligencia de Negocios es un área de especialización dentro de la Tecnología de Información (TI). Entre sus objetivos están la generación de información estratégica-gerencial e histórica, así como su despliegue y difusión entre los usuarios.

Los sistemas de Inteligencia de Negocios se alimentan a partir de los datos almacenados en los sistemas de información transaccionales. Existen distintos tipos de tecnologías en la Inteligencia de Negocios, entre otras:

• Data Warehouse (Depósitos de datos) y Data Marts (Mercados de datos), sistemas de información histórica, resumida y consolidada

• Sistemas de Minería de Datos para realizar análisis estadísticos y/o –matemáticos

• Balanced Scorecard, que muestran las métricas y metas de las medidas de la empresa

• Sistemas Administración de los Clientes, con información sobre los clientes de la empresa

• Herramientas de usuario final para la visualización de los datos

Un sistema intermedio entre los transaccionales y los de la Inteligencia de Negocios son los denominados Depósitos de Datos Operativos; estos sirven como repositorios de datos, tanto para la generación de reportes operativos-transaccionales como para alimentar a los distintos sistemas de Inteligencia de Negocios. No obstante, los Depósitos de Datos Operativos no son un requerimiento obligatorio para la implementación de los sistemas de Inteligencia de Negocios.

Dada la relación natural que existe entre los distintos sistemas y tecnologías de la Inteligencia de Negocios, lo más eficiente es plantear su desarrollo de una manera integral. Más que una regla es una recomendación: es más sencillo, rápido y eficiente el enfrentar estos proyectos con “una estrategia de Inteligencia de Negocios” que hacerlo en forma aislada e independiente.

Se debe tener mucha cautela al analizar opciones para la implementación de un sistema de esta naturaleza. Por una parte, se deben vigilar los aspectos técnicos, tales como las herramientas de usuario final, las tecnologías de bases de datos y de migración de información. Los anteriores deben ser robustos y estables, poseer las funcionalidades adecuadas y la capacidad de almacenar los volúmenes datos de la empresa. Por otra parte, los sistemas desarrollados deben responder a los requerimientos, necesidades y a la “naturaleza de los negocios” de cada empresa en forma específica. Lo más apropiado y sencillo es desarrollar a la medida los sistemas de Inteligencia de Negocios, aunque se pueden utilizar “sistemas enlatados” siempre que estos se adapten a la realidad de la empresa.

Del autor

José Mayorga es economista graduado en la Universidad de Costa Rica y egresado del programa de Maestría en Computación del Instituto Tecnológico de Costa Rica (donde tiene pendiente su proyecto final de graduación). Ha sido consultor para firmas especializadas en el área de la IN y su experiencia abarca más de 6 años de investigación y desarrollo con este tipo de tecnología en distintas áreas de negocios: Mercados de Valores, Banca y Finanzas, Producción Industrial, Tarjetas de Crédito. Ha estado a cargo de proyectos para empresas de Colombia, México, República Dominicana, Costa Rica, Guatemala y Honduras.

Agradecimientos

Se agradece a Roberto Sasso e Ignacio Trejos por la pertinencia de sus observaciones y comentarios, que contribuyeron a mejorar la calidad del informe. El autor es responsable por los errores de forma o contenido que pudiera tener el informe.