Alan Turing: 100 años

Julio 29, 2012 - Noticias, Publicaciones

Compartir

Los informáticos de hueso colorado reverenciamos a Alan Mathison Turing. Formado como matemático, sentó las bases lógicas del concepto de computabilidad, al idear en 1936 una máquina formal en la cual se podrían encodificar algoritmos para resolver problemas formulados con precisión matemática. Fue más allá: planteó una máquina universal, que podría recibir la descripción de otra máquina y emularla, para luego demostrar que hay problemas, precisamente formulados, que son imposibles de resolver algorítmicamente.

Turing fue parte clave del equipo científico británico que descifró el código criptográfico diseñado por los nazis para comunicarse durante la II Guerra Mundial, lo cual ayudó a los Aliados a anticipar los movimientos del ejército alemán y vencerlos. Turing contribuyó al diseño de la computadora ACE, la primera descripción detallada de una computadora de programa almacenado.

Turing se preocupó por el concepto de inteligencia y su emulación por medios artificiales, para formular la ‘prueba de Turing’: un agente computacional que se comporte de manera indistinguible a un humano, al interactuar con él. Turing también trabajó en el modelaje matemático de formas biológicas (morfogénesis).

Otra contribución apunta a los fundamentos científicos de la programación: ¡En 1949, Turing se adelantó 17 años a McCarthy, Naur, Floyd y Hoare, al plantear un método para demostrar la corrección de un programa mediante un razonamiento basado en aserciones!

Turing fue homosexual y condenado por ello en un Reino Unido homofóbico; esto derivó en una muerte por envenenamiento que truncó una de las más brillantes carreras científicas del siglo XX. El Premio Turing de la Association for Computing Machinery honra su memoria desde 1966 y es considerado el Nobel en Computación.

Artículo publicado en el periódico El Financiero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.