Ciudades digitales

Octubre 31, 2011 - Publicaciones

Compartir

A finales de septiembre se realizó el duodécimo “Encuentro Iberoamericano de Ciudades Digitales”, en Bilbao, España. Es probable que existan otros eventos similares, para distintas regiones del planeta, de los que no me he percatado. Llama la atención que estos eventos tengan tanto tiempo de estarse realizando, y obliga a indagar acerca del progreso en la digitalización de las ciudades iberoamericanas.

La necesidad de digitalizar las ciudades nace del crecimiento de estas y la consiguiente lucha por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. La competencia por atraer talento e inversión, también ha jugado un papel importante, a pesar de que dicha competencia está todavía, en Hispanoamérica, un poco limitada por las fronteras nacionales. Los premios que otorga la organización del evento, durante los últimos once años han recaído mayoritariamente, en Argentina, México, y recientemente, Colombia, aunque cabe destacar que este año San José recibió un premio (por una iniciativa de la Municipalidad, aún no muy divulgada).

De las numerosas ponencias (las cuales estarán disponibles en el sitio web) se pueden extraer conclusiones interesantes. Por ejemplo: la disponibilidad de sofisticados servicios digitales ya no es considerado innovador, más bien es considerado tan esencial como el suministro eléctrico. Parece, también, existir consenso alrededor de que la conectividad de banda ancha es necesaria, mas no suficiente para lograr una ciudad digital (o, incluso, una ciudad inteligente). La experiencia parece sugerir que las iniciativas más sencillas pueden ser muy exitosas. La crisis financiera hace muy difícil la asignación de fondos estatales a proyectos de digitalización. La tercerización de los proyectos es preferida, no solo para atraer inversiones del sector privado, sino también para asegurar, vía contrato, la calidad de los servicios.

El uso de la Internet móvil en la región es de los de mayor crecimiento en el mundo, lo cual lleva a algunos a predecir buenos augurios. La conectividad de los ciudadanos a Internet es por todos reconocido como un factor fundamental para el desarrollo económico y social. La conectividad de banda muy ancha y simétrica es también reconocida, pero la conexión de todos los hogares, escuelas, centros de salud y oficinas con fibra óptica es derrotada por el deseo de las empresas de telecomunicaciones de obtener un retorno sobre la inversión en el corto plazo (dos o tres años), y la dificultad de los Gobiernos de justificar dicha inversión (en países muy extensos o montañosos la inversión puede ser muy alta).

La Internet móvil, como solución al problema del plazo retorno de la inversión en fibra óptica, presenta sus propios problemas: la Internet móvil es muy asimétrica (buena para bajar información, pero torpe para subirla), los protocolos propietarios (entre el dispositivo y la torre) llevan a cobros por volumen de datos, (la Internet fija utiliza protocolos abiertos y se cobra siempre cargo fijo). El cobro por volumen de datos transmitidos, sin duda, desestimula el uso y, por lo tanto, diluye el crecimiento económico. Es bastante obvia la necesidad de invitar a los fondos de pensiones a invertir en el despliegue de las redes de fibra óptica, lo cual, además, permite que el dueño de la red no sea un competidor en el mercado de servicios al cliente final y promueva así la neutralidad de la red.

En estos momentos, la telefonía celular es, por mucho el medio digital de mayor penetración y cobertura en la región. Las iniciativas basadas en mensajería de texto son muy sencillas y han logrado éxitos importantes. Iniciativas, en las que los ciudadanos, por medio de mensajes de texto (tal vez con fotografía adjunta) denuncian y reportan casos y situaciones que deben ser atendidos por las autoridades locales, son muy sencillos desde un punto de vista tecnológico y logran impactos importantes. El secreto es, por supuesto, la reacción de las autoridades. Cuando el ciudadanos sabe que sus denuncias serán atendidas, el número de ellas crece, al igual que la confianza en las instituciones y la calidad de los servicios brindados. La mensajería de texto también ha sido utilizada exitosamente para realizar trámites y en general para evitarle al ciudadanos traslados innecesarios.

Al evento asistieron muchos alcaldes y funcionarios de la mayoría de los países iberoamericanos.

Las ideas, comentarios, recomendaciones y sugerencias deben, ahora, ser seleccionados y adoptados por líderes municipales para recorrer ese difícil trayecto del dicho al hecho.

Artículo publicado en el periódico La Nación

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.