Datos maestros

Junio 4, 2012 - Noticias, Publicaciones

Compartir

Hace 15 años, un colega comentaba situaciones que encontró en una gran empresa costarricense: 23 sistemas de información, cada uno dedicado a una línea de producto diferente y que manejaba una noción de ‘cliente’ distinta. En esas ‘islas de información’ tenían tanto datos duplicados como modificados en momentos distintos y de manera inconsistente.

Más recientemente actualicé en un banco mi tarjeta de crédito vencida. Como parte del ritual ‘Conozca a su cliente’, duramos unos 45 minutos actualizando datos provenientes de las propias fuentes del banco, como de algún servicio de buró de crédito. Tenían seis direcciones ligeramente distintas de mi domicilio, más una de una casa que dejé hace 17 años. Dos semanas después recibí en mi casa una llamada del banco, para confirmar una dirección para envío de una tarjeta de débito… ¡No tenían la dirección actualizada!

Los datos maestros son aquellos datos no transaccionales que definen entidades significativas para una organización, para las cuales debe mantenerse una vista acordada a través de toda la organización. Apoyan las operaciones y los procesos transaccionales, así como las aplicaciones analíticas y de reportería.

Las iniciativas de calidad de datosdeben incluir procesos para la gestión de datos maestros empresariales, a fin de contar con una fuente única de datos de negocios que se conozca en todos los sistemas de información de una misma empresa. Estos procesos tendrían el objetivo de asegurar la calidad en la recolección, reunión, concordancia, consolidación, persistencia y distribución de los datos maestros, para asegurar su consistencia y control en el uso.

Contar con datos consistentes e íntegros permite a las organizaciones fundamentar sus decisiones sobre bases firmes y ofrecer mejor calidad en servicios y productos. La calidad de los datos es vital para la buena marcha de empresas digitalizadas y la gestión de datos maestros es un imperativo para lograrla.

Artículo publicado en el periódico El Financiero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.