Expertos abogan por una red ultra veloz y simétrica

Mayo 8, 2012 - Noticias

Compartir

Por Mónica Cordero
Periódico El Financiero

“El futuro es el intercambio de conocimiento. Se debe pensar en una red sin cuellos de botella por el ancho de banda”. Así definió Blair Levin, miembro del Instituto Aspen de EE. UU., uno de los pilares de la visión de que debe tener un país al definir la inversión en infraestructura de telecomunicaciones.

Levin, quien formó parte del equipo que desarrolló el plan de banda ancha de la administración Obama, fue el expositor principal en la conferencia “La ruta hacia la Banda Ancha en Costa Rica”, organizada por el Club de Investigación Tecnológica y la Cámara de Comercio Costarricense – Norteamericana (Amcham) con apoyo de EF.

El experto estadounidense destacó que las redes de Internet de alta velocidad tienen una relación directa con el desarrollo de la economía de los países, ya que estimulan la inversión y generan empleo.

“Los beneficios incluyen la mejora de las plataformas de investigación y el desarrollo de pequeños negocios”, destacó Levin.

Pensar a futuro

Por su parte, Roberto Sasso, presidente del Club de Investigación, recordó que históricamente el país nunca ha tenido una infraestructura adecuada y destacó que hoy se debe revertir esta tendencia.

“Costa Rica no ha tenido una infraestructura adecuada. Siempre han sido muy poquitica y chiquitica. Tal vez por falta de fondos y visión”, señaló.

Sasso opinió que se debe desplegar una infraestructura digital que no se quede corta, es decir, que ofrezca velocidades muy altas.

“El país debe apostar por invertir en fibra óptica que permita anchos de banda y redes simétricas que estimulen, por ejemplo, el teletrabajo y el desarrollo de contenido”, enfatizó.

Una opinión similar expresó Carlos Gallegos, especialista en tecnologías de Ernst &Young, quien considera que el país debe pensar en sus necesidades futuras para incorporarlas en los proyectos vinculados con el desarrollo de Internet.

“Los $190 millones del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) deben priorizar el desarrollo de infraestructura y servicios básicos. La analogía (de no tener prioridades) sería que el Gobierno pretenda construir una carretera y a la vez desarrollar establecimientos comerciales, habitaciones y turismo. Sería una labor titánica, impagable y poco práctica”, indicó Gallegos.

Artículo publicado en el periódico El Financiero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.