40. Arquitectura empresarial (Por Ing. Gerardo Porras Cedeño, M.Sc. Septiembre 2008)

Septiembre 2008 - Informes

Debe ser Afiliado e ingresar a su cuenta para descargar el informe.

Resumen ejecutivo

La estructura de las empresas de hoy en día, en unidades de negocio con cierto grado de independencia pero con un control centralizado, han dejado huella en la arquitectura tecnológica, así como la de los negocios, de estas organizaciones. Es frecuente ver en cada unidad a un departamento de TI que atiende sus necesidades tecnológicas particulares, sin pensar mucho en el alineamiento con las necesidades del negocio como un todo. El resultado: cada departamento tiene sus propios estándares y su propia arquitectura, entre otros, complicando la gobernabilidad tecnológica, indispensable en estos tiempos de cambio acelerado. Como respuesta surgen enfoques como la Integración Empresarial de Aplicaciones (EAI, por sus siglas en inglés) que muchas veces se autojustifican por la falta planificación y la carencia de estándares en el nivel global de la empresa.

Además, el alineamiento TI-negocio así como su gobernabilidad son temas recurrentes en los diferentes foros de discusión del quehacer empresarial. El alineamiento empieza por orientar las decisiones en tecnologías de información hacia las necesidades de la organización, e incluso, si pensamos más allá, en convertir a las tecnologías de información en un aliado estratégico en el logro de las metas de la organización, más que solamente como un medio para hacer más eficientes a los procesos internos de la organización. A todas luces esta no es una tarea sencilla y todavía queda camino por recorrer.

Con respecto de la gobernabilidad, algunos marcos de referencia como ITIL o CoBIT han dado buenos resultados al marcar la pauta en cuanto a la administración de los recursos y los servicios tecnológicos. Sin embargo, es hasta hace poco que han expandido su horizonte más allá de las paredes del Departamento de TI tratando de aportar un mayor valor a la organización.

La arquitectura empresarial lidia con todas estas situaciones. En su rol de planificador urbano, tratando de hacer un símil con la construcción, el equipo de arquitectura empresarial dicta estándares y armoniza las nuevas soluciones (o las modificaciones a las ya instaladas en las diferentes unidades de negocio) con la arquitectura existente a lo ancho de la organización. Al tener a los procesos de negocio como unidad fundamental para el desarrollo del trabajo tecnológico logra, efectivamente, ese alineamiento de las necesidades de la organización (expresadas mediante los procesos de negocio) con las posibilidades que brinda la tecnología. Aunque la gobernabilidad de TI no es tema expreso de la arquitectura empresarial sí hay sinergias claras con ITIL y CoBIT.

Estos elementos, y otros que se analizan en este informe, nos dan una idea de la importancia de la arquitectura empresarial para las organizaciones actuales. Analizamos el tema de Arquitectura Empresarial, explicamos algunos de los marcos de referencia de arquitectura empresarial existentes, establecemos la relación con otros temas actuales del quehacer tecnológico y al final presentamos algunas recomendaciones para ponerlo a funcionar en su organización y, de paso, venderlo a la Gerencia.