Inmigración selectiva

Agosto 27, 2007 - Publicaciones

Compartir

Según han reportado EF y otros medios, estamos prácticamente en una situación de “pleno empleo” en el sector industrial de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC). Esto es consecuencia del crecimiento de la demanda interna, el éxito de las empresas exportadoras, el establecimiento y crecimiento de la inversión extranjera, los encadenamientos productivos y la insuficiente cantidad de graduados de los centros de educación postsecundaria.

La demanda de profesionales supera en mucho a la oferta, lo que está llevando a varias empresas a establecer centros de desarrollo fuera del país o a subcontratar empresas extranjeras.

La Cámara Costarricense de Tecnología de Información y Comunicación conversa con el Gobierno acerca de los beneficios de establecer una política inmigratoria que permita atraer talentos informáticos extranjeros, mientras el país logra mejorar su preparación de profesionales en TIC en cuanto a cantidad, calidad y diversidad de perfiles.

La migración es una realidad tan antigua como la humanidad. La gente migra en busca de mejores condiciones de vida. Varios países usaron la inmigración selectiva de profesionales como instrumento para acelerar el desarrollo nacional o regional.

Tiene sentido establecer reglas de juego que sean a la vez flexibles y rigurosas, para que las empresas puedan invitar a inmigrantes talentosos y bien preparados, que puedan incorporarse al sector productivo nacional y paliar con ello la insuficiencia numérica actual.

Bien hecho, esto puede traer otros beneficios como el enriquecimiento cultural y técnico. Además, vale la pena considerar el atraer a profesores extranjeros de alto nivel a las universidades, para acelerar la maduración de nuestros posgrados y centros de investigación en tecnologías de información y comunicación.

Artículo publicado en el periódico El Financiero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.