Una buena noticia

Octubre 3, 2016 - Noticias, Publicaciones

En el alcance 182 de La Gaceta se publicó recientemente la ley 9395 que obliga a todas las instituciones a utilizar un único sistema digital para realizar las compras públicas.

Es una buena noticia porque en enero del año pasado el gobierno publicó un decreto unificando Mer-Link y CompraRed en un solo sistema llamado Sistema de Compras Públicas (Sicop), que en realidad es Mer-Link con otro nombre. Pero este, al igual que todos los decretos ejecutivos, solo son de acatamiento obligatorio para el Gobierno Central.

Adicionalmente, en abril del mismo año, otro decreto publica el reglamento para la utilización del sistema de compras gubernamentales, en el que establece que “las entidades de la Administración Central deberán utilizar obligatoriamente el Sistema de Compras Gubernamentales CompraRed”.

La ley 9395, no solo hace obligatorio el uso de un sistema único de compras para todas las instituciones públicas, sino que también termina con la disyuntiva sin sentido entre Mer-Link, CompraRed y Sicop.

Ahora el Poder Ejecutivo debe reglamentar la ley, y escoger un solo sistema que sea capaz de ofrecer la eficiencia y la transparencia en las compras públicas que Costa Rica se merece.

Eficiencia y transparencia

Obviamente, solo por ser digital, un sistema no garantiza que sea eficiente ni transparente, como es el caso de CompraRed, que ni siquiera utiliza un código único para cada producto, y le permite a los funcionarios decidir si inventan un nuevo código.

CompraRed tampoco obliga a presentar ofertas por medios digitales, ni permite a los proveedores registrarse de manera remota, ni cubre todo el proceso de compra (termina con la adjudicación), ni recaba toda la información de las ofertas como datos digitales (lo hace como imágenes de documentos en formato libre, por lo que restringe análisis posteriores), ni es operado por el Estado.

Mer-Link es una adaptación de Koneps, el sistema de compras públicas de la República de Corea, que fue donado a Costa Rica, adaptado a los requerimientos locales y es operado por el ICE.

Mer-Link no presenta ninguna de las limitaciones de CompraRed antes descritas, por lo que tiene un nivel de transparencia y eficiencia que ningún otro sistema en el país puede ofrecer. Adicionalmente, Mer-Link ya está procesando el 65% de las compras públicas y hay cientos de funcionarios capacitados en su operación, por lo que el esfuerzo requerido para ponerlo en funcionamiento en todas las instituciones públicas en los próximos seis meses, como estipula la ley, es realmente modesto.

Escogencia

Por todo lo anterior, considero obvia la escogencia de Mer-Link como el único sistema digital de compras públicas del Estado. También estoy enterado de una excelente iniciativa de construir lo que han llamado un “Observatorio de las Compras Públicas de Costa Rica”.

Dicho observatorio consistirá en un sistema de análisis de datos, público y abierto, en el que todos podremos no solo ver y bajar los análisis que muestren cómo se invierten los fondos de las compras públicas (por ejemplo, quién vendió qué, cuándo, a cuáles instituciones y bajo qué condiciones), sino que, además, permitirá a cualquiera realizar análisis que a nadie se le habían ocurrido antes (por ejemplo, quiénes siempre concursan y nunca ganan).

Pero el futuro de Mer-Link va más allá de contar con el observatorio, también se le podrá agregar, en el futuro cercano, el seguimiento de todos los bienes adquiridos.

Cuando el proveedor entrega los productos adquiridos por medio de un proceso en Mer-Link, a cada pieza se le colocará un sensor activo que transmite (con muy baja energía) información acerca de esos bienes.

Dicha información puede incluir su localización, su utilización y el estado en que se encuentra. De esta manera los ciudadanos, además de poder acceder transparentemente al proceso de compra, también podrán dar seguimiento a los artículos comprados. Eso es transparencia.

Quiero felicitar al gobierno por esta buena noticia. Espero quede atrás la discusión sin sentido que se dio alrededor de los dos sistemas, que seamos agradecidos con el Gobierno de la República de Corea y que se proceda a la puesta en operación de Mer-Link como sistema único de compras públicas.

Artículo publicado en el periódico La Nación

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *