Urbanismo digital

Enero 8, 2012 - Publicaciones

Compartir

La fibra óptica es el medio de transmisión ideal para altas velocidades. Los datos se transmiten como pulsos de luz a través de un material transparente aislado, inmune a las interferencias electromagnéticas. Se usa principalmente en las redes dorsales de las empresas de telecomunicaciones, pero también en redes locales.

La tecnología de fibraóptica permite transportar señales a largas distancias, con pérdidas mucho menores que en cable metálico. Las tecnologías más avanzadas de transmisión sobre metal difícilmente alcanzan los 100Mbps, cuando un canal de fibra óptica permite más de 1Gbps por usuario.

El ICE ha construido redes de fibra óptica que cubren el 80% del país, complementadas por redes montadas por Racsa y las cableras. Pero nos limita una “última milla” metálica: pares telefónicos o cable coaxial. Mayores anchos de banda abren posibilidades de transmitir contenido rico e interacciones síncronas en tiempo real, con audio y vídeo.

La adopción de fibra ópticahasta las edificaciones crece aceleradamente en Norteamérica, el Extremo Oriente y Europa. Las municipalidades están desempeñando un papel clave, como impulsoras de conectividad digital de alta eficiencia.

Las municipalidades tienen responsabilidades de ordenamiento territorial y urbanismo. La manera más segura de desplegar fibra óptica es bajo tierra; esto debe ser planificado y regulado. Los municipios también pueden liderar la renovación urbana, atracción de inversiones y generación de empleo.

Nuestras municipalidades y empresas de servicio regional tienen la oportunidad de estimular la provisión de redes de fibra óptica, hasta el hogar y los sitios de trabajo. Se contempla que los ciudadanos sean codueños de empresas de infraestructura neutral, sobre la cual múltiples proveedores de servicios podrían operar. ¡Ojalá fructifique este año!

Artículo publicado en el periódico El Financiero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.